fbpx
Destacadas

Edificios del futuro: ¿cómo serán?

Publicado el 

Categoría: Destacadas - Instalación fotovoltaica
Índice de contenidos

¿Cómo te imaginas un edificio del futuro? Control remoto, ciberseguridad, inteligencia artificial, realidad aumentada, … Estos conceptos nos resultan cada vez más familiares y podemos aplicarlos a todos los ámbitos de nuestra vida, incluida nuestra vivienda o nuestro centro de trabajo.

Los edificios del futuro serán, además, sostenibles y eficientes energéticamente.

En ambos casos se trata de procesos predecibles. De hecho, el incremento de la demanda de energía en el sector de la construcción ya se traduce en digitalización y automatización en los procesos de los edificios, enfocados, en su mayoría, a aumentar la eficiencia y la seguridad de las personas mientras se reduce su impacto en el medioambiente.

Reducir la energía que consumen los edificios es una necesidad de primer orden por cuestiones éticas pero también funcionales: se estima que, en el año 2050, en las ciudades vivirán más de 2,5 billones de personas y habrá unos 50 billones de dispositivos electrónicos y objetos conectados, lo que hará que el consumo de energía se duplique.

Por otra parte, la transformación tecnológica en los edificios del futuro se relaciona con una mayor comodidad para sus ocupantes y con un funcionamiento mucho más simple e intuitivo.

El otro concepto clave para entender cómo serán las casas y los edificios del futuro es la autosuficiencia gracias al uso de energías renovables como las placas fotovoltaicas.

¿Cómo conseguir que un edificio sea sostenible y autosuficiente?

Hoy en día, los arquitectos e ingenieros trabajan para usar nuevos materiales y promover diseños que permitan que sus edificios sean más sostenibles y menos contaminantes.

Una de las claves de los edificios del futuro es su fachada, un elemento clave para producir energía a través de la instalación de placas solares.

En las fachadas de los edificios del futuro también se pondrá un aislante en la parte exterior ventilada con el objetivo de permitir la libre circulación del aire a través de su cámara, una técnica que puede suponer un ahorro energético de hasta un 40% en climatización.

En esta misma línea, cabe destacar que los edificios del futuro se construirán siguiendo los principios de la arquitectura bioclimática para aprovechar al máximo su ubicación y los recursos naturales (orientación, vegetación, zonas de sombra, etc.) de su entorno.

Esta forma de construir está íntimamente relacionado con las casas pasivas o passivhaus, cuya definición es sencilla: cuánta menos energía necesite un edificio, menor será la instalación necesaria para lograr que sea autosuficiente.

Respecto al uso de materiales, se apostará por aquellos que sean más naturales y sostenibles, preferiblemente recursos locales, poco contaminantes y que encajen con el entorno.

Autoconsumo: la clave es la obtención de energía

Los edificios del futuro utilizarán placas solares para cubrir sus demandas de iluminación y climatización. Para el suministro de agua, podrán usarse sistemas de recuperación de aguas pluviales con depuración natural.

Este tipo de edificios podrán definirse como «ecológicos», ya que emplearán energía procedente de fuentes renovables como las instalaciones fotovoltaicas de autoconsumo.

Este tipo de instalaciones pueden combinarse con otros sistemas muy eficientes como generadores eólicos, colectores solares o bombas de calor por aerotermia para proporcionar agua caliente sanitaria, calefacción en invierno y refrigeración en verano.

Ventajas de los edificios del futuro

Los edificios del futuro serán beneficiosos tanto para el medioambiente como para sus habitantes. Algunas de sus principales ventajas son:

  • Serán más productivos. Los edificios del futuro detectarán problemas potenciales antes de que se conviertan en reales, facilitando su previsión y rápida solución. Un ejemplo práctico: podremos conocer en qué momentos tendremos picos de energía para hacer una mejor gestión de la energía producida por nuestras placas solares.
  • Serán más seguros. Gracias a los sistemas de seguridad y al uso de la domótica, los edificios del futuro serán capaces de alertarnos sobre posibles amenazas para la seguridad, desde robos o intrusiones, a incendios, inundaciones, averías en las instalaciones, etc.
  • Serán más saludables. Los edificios del futuro se diseñarán bajo criterios de sostenibilidad, ahorro, comodidad y bienestar. De hecho, la mayoría de ellos incorporarán sistemas digitales para mejorar la calidad del aire y reducir las emisiones/humos.

¿Quieres instalar placas solares en tu casa o en tu empresa? En My Green House somos expertos en autoconsumo solar. Contacta gratis y sin compromiso con nuestros expertos y consigue un estudio gratuito.

Solicita tu

estudio fotovoltaico online

y benefíciate de descuentos exclusivos

más artículos

Otros
artículos

El ahorro en fotovoltaica es posible. Instalar placas solares tiene muchas ventajas, siendo una de las más importantes, y que en estos tiempos cobra especial relevancia, el ahorro. Con una instalación de autoconsumo con placas fotovoltaicas puedes reducir hasta un 50% tu factura de la luz. Además, existen ayudas para placas solares regionales y locales que hacen que la inversión inicial en el sistema se amortice mucho antes.
La energía solar es una fuente de energía renovable e inagotable, que ofrece muchas posibilidades de uso. Las más importantes son: Producción de electricidad, climatización de piscinas, transporte, alumbrado público, sistemas de riego, industria textil y ascensores.
En los últimos años, tanto el Gobierno de España como las Comunidades Autónomas y los Ayuntamientos han puesto en marcha bonificaciones y ayudas para instalar placas solares. Su objetivo es facilitar la transición hacia un modelo de producción energética más limpio y sostenible, con múltiples beneficios a largo plazo.
¿Cómo te imaginas un edificio del futuro? Control remoto, ciberseguridad, inteligencia artificial, realidad aumentada, ... Estos conceptos nos resultan cada vez más familiares y podemos aplicarlos a todos los ámbitos de nuestra vida, incluida nuestra vivienda o nuestro centro de trabajo.
Una batería fotovoltaica es un dispositivo eléctrico que acumula energía del sol y la transforma en corriente alterna mediante diferentes procedimientos electroquímicos

suscríbete

Infórmate

Suscríbete y mantente al día sobre las tendencias del sector, las últimas ofertas y todos los consejos de la mano de expertos.

Toda la información y novedades sobre la energía solar en nuestra newsletter