fbpx

Bienvenidos al blog de MyGreenHouse

Energía fotovoltaica
La energía solar, usos que desconocías

La energía solar: usos que no conocías

Categoría: Energía fotovoltaica

Publicado el 

Índice de contenidos

El efecto fotovoltaico, descubierto en por el físico francés Becquerel en 1839 y puesto en práctica por primera vez en 1883 cuando Charles Fritts construyó la primera célula solar, supuso el punto de partida del desarrollo de la que, hasta la fecha, se perfila como una de las renovables más importantes del mundo: la energía solar.

Efecto fotovoltaico: qué es y cuál es su relación con la energía solar

El efecto fotovoltaico puede definirse, de manera muy simplificada, como “la posibilidad de producir corriente eléctrica gracias al contacto de dos piezas de distinto material que se encuentran expuestas a una radiación electromagnética”.

En el caso de los paneles solares, la electricidad se genera gracias al silicio del cual se componen las células fotovoltaicas.

El silicio es un material semiconductor y recibe la radiación directamente del sol. La energía absorbida por cada una de las células del panel provoca el “salto” de electrones de una capa a otra y genera la corriente eléctrica.

La pregunta es: ¿Hay alguna relación entre el efecto fotovoltaico y el efecto fotoeléctrico?

Ambos conceptos, aunque suelen confundirse, son diferentes.

El efecto fotoeléctrico es un proceso por el cual se liberan electrones de un material a causa de la incidencia de la radiación electromagnética sobre él.

Es decir, que se producen electrones libres.

En el caso del efecto fotovoltaico, lo que se produce es corriente eléctrica debido a los altos niveles de energía que los electrones libres generan para abandonar el átomo.

Por eso, los usos del efecto electromagnético y el efecto fotovoltaico también son muy diferentes.

Energía solar fotovoltaica: pasado, presente y futuro

Para encontrar los primeros usos funcionales (es decir, no experimentales) de la tecnología solar fotovoltaica, tenemos que remontarnos a la Guerra Fría, cuando las celdas fotovoltaicas se utilizaron como componentes de los satélites geoestacionarios soviéticos y estadounidenses, convirtiéndose desde entonces en un elemento imprescindible de la llamada «carrera espacial».

Con el paso del tiempo y su desarrollo, los usos de esta tecnología se han implementado considerablemente hasta formar parte de muchos aspectos cotidianos de nuestro día a día.

El uso más extendido de la energía solar fotovoltaica es el autoconsumo para hogares y empresas, pero no es el único.

Además de suministrar electricidad al hogar de manera sostenible, la energía solar fotovoltaica se emplea para alimentar sistemas de iluminación y señalización públicos, sistemas de comunicaciones (antenas, repetidores, etc.) o explotaciones agrícolas y ganaderas, o para electrificar zonas rurales o aisladas.

Calculadoras y linternas solares

Un ejemplo muy sencillo que todos hemos visto son las calculadoras solares, que funcionan al estar expuestas a la luz solar.

En una línea similar, podemos encontrar linternas que se recargan con la luz solar para su uso nocturno, o baterías portátiles para cargar pequeños electrodomésticos o teléfonos móviles.

Alumbrado público

La energía solar fotovoltaica también se perfila como una gran alternativa de alumbrado público: con pequeñas placas, podemos dar energía a farolas situadas en cruces de carreteras, áreas rurales o polígonos industriales.

Este mismo uso puede extenderse a paradas de autobús, carteles publicitarios o túneles.

Señalización

Respecto a los elementos de señalización que podrían abastecerse gracias a la energía fotovoltaica, destacamos faros y boyas de uso marítimo, las balizas y los carteles de señalización en las pistas, o los obstáculos como badenes.

Bombas de Riego

Otro de los usos de este tipo de energía renovable está centrado en el sector ganadero y agrícola, donde la sostenibilidad cobra una especial relevancia.

De hecho, actualmente existen bombas de riego que trabajan con energía solar y que cubren las demandas de agua riego en zonas aisladas y con mucha incidencia solar.

En determinadas explotaciones ganaderas, la energía generada por los paneles solares también puede utilizarse para alimentar y automatizar sistemas de refrigeración y riego, o para electrificar cercas.

Sales de cine y vehículos solares

¿Y qué decir del futuro?

Aunque el potencial de la energía solar es prácticamente infinito, su futuro es especialmente positivo en sectores como el ocio o el transporte.

De hecho, ya existen iniciativas internacionales para aprovechar la energía solar para ofrecer sesiones de cine (Solar World Cinema o Cinesolar) o para crear «vehículos solares» con paneles solares en su techo y que son 100 % eléctricos.

Apostar por las placas solares es apostar por una energía renovable, limpia y sostenible. Pásate al autoconsumo con My Green House y disfruta de todas las ventajas de la energía solar.

Solicita tu
estudio fotovoltaico online
y benefíciate de descuentos exclusivos

Otros artículos

La energía solar, usos que desconocías
Energía fotovoltaica

La energía solar: usos que no conocías

Pasos para evitar malgastar la energía eléctrica
Ahorro energético

Formas en las que malgastamos la energía eléctrica y cómo evitarlas

5 motivos para pasarse al autoconsumo eléctrico (1)
Energía fotovoltaica

5 motivos para pasarse al autoconsumo eléctrico

Descubre nuestros ebooks

Toda la información y novedades sobre la energía solar en nuestra newsletter

Promo #GreenDays con descuentos mínimos de 145€

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?