fbpx

Bienvenidos al blog de MyGreenHouse

Ahorro energético

Baterías solares: saca el máximo partido a tu instalación

Categoría: Ahorro energético

Publicado el 

Índice de contenidos

Las baterías solares son una buena forma de sacar el máximo partido a tu instalación fotovoltaica.
Gracias a ellas, no sólo aumentarás el ahorro en tus facturas de la luz: también te acercarás a un modelo de autoconsumo prácticamente independiente.

Aunque son una excelente solución para sacar la máxima rentabilidad, te contamos todo lo que debes saber para tomar la decisión de instalar o no baterías.

¿Cuándo añadir baterías solares en tu instalación?

Añadir baterías solares te permitirá aprovechar toda la energía generada por tus paneles fotovoltaicos.

Como ya sabes, la cantidad y calidad de la luz solar varía bastante a lo largo del año, e incluso en un mismo día, y las baterías garantizan el abastecimiento durante la noche, en días nublados o en picos de consumo.

Pero, ¿Qué factores debemos valorar antes de poner baterías en nuestra instalación fotovoltaica?

Curva de consumo de energía

Si consumimos la energía mientras la generamos (normalmente, personas que teletrabajan o que pasan mucho tiempo en casa) es posible que las baterías no sean rentables, ya que tardaremos más en amortizar la inversión inicial.

Si, por el contrario, consumimos energía cuando nuestras placas fotovoltaicas no la producen (por ejemplo, por la noche), las baterías son la mejor opción para aprovechar la producción energética.

Este segundo perfil de consumidor se corresponde con adultos y/o familias con niños pequeños que pasan gran parte del día fuera de casa.

Inversión económica

Las baterías incrementan el coste de una instalación fotovoltaica. Y aunque con un diseño adecuado del sistema el ahorro energético es elevado, el tiempo de amortización también aumenta.

Teniendo en cuenta los dos perfiles anteriores, en el primer caso (personas que teletrabajan o pasan mucho tiempo en casa), la mayoría de la energía producida durante el día será consumida automáticamente, así que no habrá suficiente excedente para que sea interesante almacenarlo.

En el segundo caso, el ahorro energético será elevado (entre un 60 y 90%), así que instalar baterías solares es una opción interesante.

Rendimiento de la instalación

Dependiendo del espacio disponible en tu tejado o cubierta, podrás poner más o menos placas y producir más o menos energía.

Si el espacio es limitado, la potencia de tu instalación posiblemente será baja y no podrás tener excedentes, así que poner acumuladores tampoco tiene sentido.

 Tipo de baterías

El tipo de baterías es determinante para sacar el máximo partido a tu instalación fotovoltaica.

Según los materiales con los que están fabricadas, distinguimos tres tipos de baterías solares:

 

1. Baterías Monobloque (ácido abierto, AGM o gel)

Las baterías monobloque de plomo ácido abierto son el modelo más habitual, recomendable y económico para instalaciones solares de autoconsumo de baja y media potencia, siendo populares en caravanas, furgonetas “camperizadas” y pequeñas casas o casetas de almacenaje o herramientas.

Las baterías monobloque de AGM y de gel tienen el electrolito gelificado, y consiguen un mayor rendimiento.

Pueden emplearse en situaciones complejas o que requieran mucha potencia (instalaciones solares con aparatos tecnológicos con motor, tipo de lavadoras o bombas de agua), ya que soportan altos picos de arranque.

Según carga y descarga, los ciclos de vida de las baterías monobloque se pueden resumir así:

  • Baterías monobloque de gel > +1100 ciclos de carga
  • Baterías monobloque AGM > +500 ciclos de carga
  • Baterías monobloque plomo ácido abierto > +350 ciclos de carga

2. Baterías estacionarias (plomo-ácido abierto y gel)

Recomendadas en instalaciones fotovoltaicas de medio y alto consumo, las baterías estacionarias ofrecen una vida útil cercana a los 20 años gracias a la placa tubular que llevan en su interior y que les otorga más resistencia a los ciclos de carga-descarga continuos que las baterías monobloque.

En función de su capacidad de almacenaje y durabilidad, existen varios tipos de baterías estacionarias, siendo las de plomo-ácido abierto y las de gel las más accesibles.

Estas últimas necesitan menos mantenimiento, aunque ambas son recomendables para viviendas, fincas o instalaciones domésticas.

3. Baterías de litio

Las baterías de litio ofrecen alta durabilidad y necesitan poco mantenimiento.

Son rentables a largo plazo por su mayor profundidad de carga y descarga (cercana al 90% de su capacidad), y destacan por sus dimensiones reducidas.

Este tipo de baterías tiene gestión inteligente integrada, duran 6500 ciclos de carga y se clasifican según su voltaje (Bajo Voltaje o LV y Alto Voltaje o HV).

Las baterías de Alto Voltaje o HV son más eficientes, aunque elegir unas u otras depende del inversor: con un inversor híbrido con opción de backup, necesitaremos una batería HV; para el resto, podemos usar baterías de litio LV.

El principal inconveniente de este tipo de baterías es su precio.

Además, es necesario instalar varias para soportar la carga de arranque de aparatos con motor (lavadoras, lavavajillas, etc.)

 

 Ventajas y desventajas de las baterías solares:

Ventajas:

  • Tener una reserva de energía acumulada.
  • Contar con una mayor independencia energética.
  • Reducir la huella ecológica al usar menos energía de la red.
  • Fomentar la innovación.
  • Contribuir al desarrollo de un sistema energético más sostenible.

Desventajas:

  • Mayor inversión.
  • Rentabilización más lenta.
  • Mayor complejidad en la instalación.
  • Mayor mantenimiento.

Es decir, añadiendo baterías solares a nuestra fotovoltaica podemos conseguir ahorros del 60-90% en nuestra factura de la luz, con una amortización de la inversión más larga, pero también más efectiva. Sin embargo, no hay que olvidar que antes de tomar una decisión, conviene analizar el coste-beneficio de la inversión.

Por otra parte, cabe recordar que las baterías solares tienen su propio programa de incentivos y subvenciones, tal y como se especifica en el BOE. Estas ayudas están condicionadas por la capacidad de almacenamiento de las baterías (5, 10 o 15 kWh) y su media de descarga (una noche, un día, un día y medio).

Si estás pensando en poner paneles solares en tu vivienda o ampliar tu instalación fotovoltaica actual con baterías, contacta con nosotros. Desde MyGreenHouse te asesoraremos y encontraremos la mejor opción para ti.

Solicita tu
estudio fotovoltaico online
y benefíciate de descuentos exclusivos

Otros artículos

La energía solar, usos que desconocías
Energía fotovoltaica

La energía solar: usos que no conocías

Pasos para evitar malgastar la energía eléctrica
Ahorro energético

Formas en las que malgastamos la energía eléctrica y cómo evitarlas

5 motivos para pasarse al autoconsumo eléctrico (1)
Energía fotovoltaica

5 motivos para pasarse al autoconsumo eléctrico

Descubre nuestros ebooks

Toda la información y novedades sobre la energía solar en nuestra newsletter

Promo #GreenDays con descuentos mínimos de 145€

Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?